domingo, 17 de junio de 2012

El Gran Hotel Sardinero: Ayer y Hoy.

Este mes de Junio ha sido noticia la reinauguración del Gran Hotel Sardinero, no exenta de polémica, debido a algunas diferencias observadas por los técnicos municipales, con respecto al proyecto aprobado...
El edificio, situado en la Plaza de Italia, frente al Gran Casino, y sobre la Primera Playa del Sardinero, es uno de los más antiguos referentes del Santander veraniego, y tanto él como su entorno cercano han sufrido profundas transformaciones a través de sus 137 años de historia.
Según Rafael Gutiérrez-Colomer, en su libro Santander 1875-1899 (Centro de Estudios Montañeses. Diputación Provincial de Santander 1973), "la beneficencia fue la primera animadora de los baños de ola para subvenir los gastos de la Casa de Caridad, edificando en 1849 una modesta casa o fonda (que después se convertiría en el Gran Hotel).
"Al fracasar la Sociedad filantrópica, Juan Pombo Conejo, acreditado harinero y naviero va a intervenir para dar al Sardinero aquel impulso creciente que le convertiría en la playa de moda de la Corte española", según Pablo Pombo, en su libro Juan Pombo. Historia empresarial del siglo XIX (Ediciones Librería Estudio, Santander 1999). En 1868, los hijos de Juan Pombo obtuvieron autorización para construir un establecimiento de baños, de carácter permanente, en la primera playa, cuyas obras finalizan en enero de 1870. 
Entre 1870 y 1875 Juan Pombo construye el Gran Hotel (con este nombre se le conocerá hasta los años cincuenta), de 200 plazas. En 1881 se coloca un gran reloj en la fachada. 
En torno a 1876 se pueden datar las dos fotografías que se insertan a continuación, ambas del fotógrafo Pica-Groom (Eduardo López de Ceballos). La primera (algo baja de tono) es una perspectiva general del Sardinero, y al fondo tras la ermita de San Roque se aprecian el Gran Hotel y la Galería de Baños.


La segunda tiene como objeto central la Galería de Baños, y detrás se aprecia una parte del Gran Hotel, y tras éste "Villa Piquío", chalet del Marqués de Casa Pombo. 



La tercera foto, de autor anónimo, está fechada en 1893, y en ella vemos el Gran Hotel y delante el tren de Gandarillas, que se inauguró en 1877, y con sus dos locomotoras la Santander y la Sardinero, realizaba el trayecto entre el centro de la ciudad el balneario de la primera playa. A la izquierda se aprecia el primitivo Casino.

 
A continuación se insertan imágenes de tres tarjetas postales editadas en torno a 1904, por la casa alemana Römmler & Jonas, de Dresde. En ellas vemos en primer lugar una imagen panorámica de la zona, desde un punto de vista elevado. En segundo lugar el Balneario desde la Primera Playa y detrás el Gran Hotel y Villa Piquío, y por último la tercera postal, desde un punto de vista más alejado, y tomando en primer plano el Balneario de La Concha y la Ermita de San Roque, viéndose al fondo el Balneario y el Gran Hotel.




La siguiente imagen corresponde a una tarjeta postal editada por la Librería General de Santander, y es una vista frontal del Gran Hotel, que podemos datar en torno a 1908.


A mediados de la década de 1910, el Gran Hotel sufre una gran transformación estética que se ha procurado mantener en la actual reconstrucción, y se le añaden las torres centrales y de las esquinas, y un piso más, dando al vetusto caserón un nuevo estilo de gusto afrancesado, quizás para dar la réplica al nuevo casino que se construyó frente a él.
En la tarjeta postal que se muestra a continuación editada por la Casa A. Fuertes, de Santander, podemos ver el Gran Hotel recién transformado, y tras él, Villa Piquío, también transformada con el añadido de una esbelta torre que se eliminó en los años sesenta.


La siguiente postal editada por L. Roisin, en torno a 1930 muestra una vista lateral del edificio, con el aparcamiento rebosante de elegantes vehículos.


Por último, damos un salto hasta 1964, 1972 y 1973, y vemos el Sardinero de esa época en estas postales editadas por García Garabella, Domínguez y Arribas respectivamente. El Gran Hotel, había cambiado de nombre, adoptando el de Hotel Sardinero. También podemos apreciar como, con el paso del tiempo, además de crecer en años, iba creciendo en altura, y en la parte delantera había surgido otra fila de ventanas entre las torres. Por otra parte había sido desprovisto de la mayor parte de sus elementos decorativos de la Belle Epoque. 
En la segunda de las postales se puede apreciar con bastante detalle la parte trasera del edificio con sus zonas de servicio, y ropa tendida.
  



El Hotel, perteneciente al Grupo Sardinero, de Armando Álvarez, fue derribado hace un par de años, y ha sido reconstruido siguiendo el estilo que tenía en 1915. Este es el aspecto que presenta hoy 16 de Junio de 2012.




No hay comentarios: